El pájaro que vuela
que observa todo
vuela libre, feliz.
Su libertad no es casual
no tiene rumbo, ni meta
siempre encuentra
donde descansar.
Es feliz, el viento, a veces
lo trae y otras lo lleva.
Y él se deja, pues no tiene
donde llegar.
Observo a ese pájaro que
siempre esta ahi.
Unas veces en los sitios
menos inesperados.
mirandote y mirandome.
Yo creo que es tu alma
que vaga por el mundo.
comtemplandolo todo.
Ahora te veo en la escalera.
Estas golpeando tu pico contra
el cristal del tiempo.
Coges impulso y te estrellas
sin pensar en el ventanal.
Yo lo abro y tu sales airoso
por fin pudiste alcanzar la libertad
ya no la sueñas.
simplemente me doy cuenta
que ahora ya eres eternidad.
Pues tu vuelo limpio
dibuja una alegria inmensa
tras la claridad.

Comentarios

  1. Gracias por seguir mi blog Esther, preciosas palabras...Te seguire visitando y te espero por mi blog cuando quieras.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Te diré ainhoa que a mi los ángeles me llegaron hace poco, no me gustaban, pero una amiga me recomendó leer semillas de ángel, un libro precioso.
    Y he visto tu diario ángelico y está muy bien.
    Gracias por tus palabras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Esther. Creo que eres una observadora del mundo. Muy buen poema.
    Un besito

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

las golondrinas