A la luz de mi luz

A la luz de mi luz
me senté a pensar
 y vi cosas tan bonitas
que jamás pude imaginar
vi sentimientos, vi alegria
vi luciernágas en la noche
vi mariposas de mil colores
vi las estrellas brillar
vi la luz de la luna
reflejandose en el pozo.
Y pensé yo soy real
estoy aquí, sentada
viendo toda esta hermosura.
Me di cuenta que yo formaba
parte de la luna, de las estrellas
y del pozo iluminado.
Y me quedé alli para siempre
llena de hermosura, de sosiego
de paz.
No me iré jamás.
Mirame ¿quién dijo que soy mortal?
Mi energia seguirá
moviendo la rueda del molino
mi luz  siempre alumbrará.
Mi estrella te guiará y sabrás
mi amor el camino de la verdad.
Del ser niño, del niño ser
explorarás por primera vez 
en la oscuridad de tu luz.
Verás al final esa señal celeste
que abrirá tu alma a la eternidad.

Comentarios

  1. Hola Esther.
    Efectivamente creo que somos inmortales. Nuestra Energía sigue y sigue...
    Lucharemos para ser Luz, y alumbrar en la vida, cuando nuestro cuerpo haya marchado.
    Un abrazo
    celia

    ResponderEliminar
  2. hay algo dentro de mi que me dice que somos inmortales, pero por otro lado siempre pienso que es una ilusión más.
    Me encanta tu certeza de la inmortalidad, te veo fuerte y segura.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

las golondrinas