Tu alma sigue.


Hoy a vuelto a mi ser
los recuerdos más vivos de ti.
Hoy te he visto barrer,
pasear tranquilo, sonriendo
sin parecer cansado.
Mi ser renace cada vez
que te recuerdo.
Pues no hay muerte sin vida.
Ni vida sin amor
amor que fluye en mis venas
amor real y verdadero
del que se puede morir.
Amor de Padre
que moriria por ti.
Hoy he vuelto a verte
sencillamente porque
estás aqui.
Tú le diste vida a la escoba
a la guadaña, a la pala.
Tú le diste vida a la vida.
Porque no hay personas tan
vivas como tú.
A pesar que tu cuerpo se halla ido,
tu alma sigue conmigo.
¡Te quiero Papá!

Entradas populares de este blog

las golondrinas