Niña de Fuego


La niña de fuego se quema por dentro.

Encendida de llamas

sometida a las leyes impuestas de la vida.

Quiere arder y crear

una hoguera que caliente

a todo ser viviente

que agoniza de frio.

No soporta la frialdad con que la miran.

Su sangre es un volcán en erupción

pues su sensibilidad es tan grande

que va a hacer trizas su corazón.

Corazón de fuego incandescente

La niña de fuego se quema por dentro.

Quiere recorrer el mundo

y acoger en sus brazos a tantos

seres indefensos de sed y escalofrio.

Echemos más leña en el seno

de sus sentimientos.

Pudiendo transformar

su calor en amor universal.

Comentarios

  1. ¡Eres tan buena gente!. El poema con letras de consuelo. No sabes cuanto me alegra haberte conocido, Esther.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Que bonitas palabras...me ha encantado amiga.Que generosidad y sensibilidad salen de tus palabras...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Celia esa es mi aspiración ser buena gente, creo que estamos muy necesitados de cariño.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ainhoa,creo que la sensibilidad es algo que hay que cultivar,tenemos que ponernos en lugar de los demás.
    Abrazos de Carrachina.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

las golondrinas