Pon cara de odio.


No me dí cuenta que mi cara no registra odio
hasta que me dijeron "Pon cara de odio".
Como puedo ponerla si no lo siento.
Para mi es muy díficil , poner caras.
Y esto me tuvo que pasar en el casting de J.k.
Me entro la risa y me fue imposible poner cara
de odio.
Pero por más que lo intento mirandome al espejo
no me sale.
Que complicada la tarea de actor y más si me
ponen delante a mi querido amigo el Virginiano.
Solo pude decir a mi lo que me apetecia es Gritar.
Pues adelante, no te cortes me dijeron.
y lanzé un grito sonoro que casi rompen los cristales
de la casa de la cultura.
Ha estas alturas sé que no me escogieron,
pero no sabeis lo bien que salí después de lanzar
ese grito.
Estoy renovada, cuidado " soy peligrosa".
Pero no me mandes poner cara de odio.

Comentarios

  1. ¡Qué bueno!. En el título, ya "pillé" que la cosa iba de casting... ja...ja..
    Pues si no te seleccionaron, peor para ellos...
    Tu poema muy bueno, y tu eres mas buena que el pan.
    Un besito muy grande amiguina.

    ResponderEliminar
  2. Cómo vas a poner cara de odio tú, hombre?
    Hay cosas para las que no se sirve, y ésa debe ser la única para la que no sirves tú...
    Eso sí, dar un grito para descargar tensiones, sí que sabemos, eh?
    jajaja

    Besos, Carrachina.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja ¡Estupendo Carrachina! ¡Me ha encantado! Tanto por tu honestidad al decir que no podías poner cara de odio, como por el gusto que te has dado con el alarido. ¡Si hasta yo lo estoy disfrutando, y eso que no lo escuché...! Jaja

    ResponderEliminar
  4. la verdad es que me sento fenomenal, y eso que tenia el nº 47 y eramos 51 al casting.
    Me di cuenta que no es fácil poner caras, pero eso no importa, lo bien que lo pase supera todas mis espectativas.
    Besos de Carrachina.
    A todo el mundo le recomiendo hacer un casting aunque sea solo para reir...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

las golondrinas