El rio de las Rubias.


La pequeña gordita, tan tímida pero siempre tan feliz, por tener a su lado a un padre sin igual, iluminado por la luz que salia de su interior.

Sabia darnos a sus tres pequeñas, lo que cada una necesitaba.

Para mi, sin duda, su mano fuerte apretando la mia, dandome esa seguridad, que a veces se tambalea cuando la vida te enseña lecciones difíciles de aprender.

La Carrachina o sea yo, fui una niña llena de amor, me acuerdo de un dia soleado inolvidable........


Pasabamos por el Rio de las Rubias, un poco más arriba de Boronas, un salto en el camino por donde discurre el rio que nace en las montañas.

Mi padre conocia mi miedo a caerme y me contó esta leyenda:

Tres chicas eran perseguidas por los Moros, porque al parecer guardaban un gran tesoro.

Cuenta la leyenda que las susodichas encontraron un pozo y lanzaron alli todas las monedas" Rubias",

Y desde entonces la gente siempre pasa por este rio de las Rubias y se acuerda de ellas.

Intentando perderse en la frondosidad de los helechos y eucaliptos de este pueblecito tan hermoso y entrañable que es la "Artosa" en busca del preciado dorado.


Mi blog es el pozo y quiero entregaros mi tesoro.

Sin duda una gran sensibilidad gracias a un padre lleno de ternura, empatia y misterio.

Entradas populares de este blog

las golondrinas