Me encontré



Me encontré


Corrí como una loca sin pensar
solo mi corazón hablaba y
yo no lo quería escuchar.
Mi imagen bailaba
una extraña melodía
que presagiaba un día de lluvia
de un invierno cualquiera.
Mi cuerpo empapado tiritaba de frío
pero mi alma callejera me pedía
fuego para arder.
Encendí la mecha y la lluvia de
estrellas me vistió de prisa.
Para no perderme ni un minuto
de existencia.
En la noche oscura
de un día de invierno
de un año cualquiera.
En la calle del Párroco
busque mi camino.
Toque el timbre y como no:
Me abrió la poesía.

Entradas populares de este blog

las golondrinas