Miradas pérdidas




En un parque infantil que nadie se preocupa de arreglar


una pareja de mediana edad debate su existencia.


Sus miradas suspendidas en el aire de los interrogantes.


Paso delante de ellos y no me ven


sus ojos viajan lejos en un barco velero, distrayendo pensamientos.


Un adolescente ajeno a su dolor, su hijo, da patadas a una pelota.


La pelota es el universo que no para de dar vueltas.


Lo que ayer fue hoy ya no es.


Una pregunta lanzada al viento¿ Por qué?


Perdisteis vuestra casa, vuestro trabajo, solo por ayudar


Paso delante vuestro y me quedo colgada en vuestra sin razón


escondida detrá de una mirada de incomprensión.


De repente os levantais y con paso incierto os vais.


Hoy me entero de una triste noticia, el marido se lanza


por la ventana rota de su alma.


Suenan las sirenas sin parar,...de la ambulancia enfurecida.


bajo la inexpresiva visión de los que dejamos la vida pasar.


Pena, tristeza, desaliento ¿verguenza quizás?


Las razones que te llevaron a tal situación


me pongo en tu lugar como siempre lo hago.


y me doy cuenta que necesitabas ver la luz.


Siento con todo mi corazón y mi alma que no hayas


buscado otra solución.


Me duele tu mirada de ayer y me siento impotente hoy.

Al saber la noticia de tu locura, que no es otra que la de


una sociedad insensible que no ayuda al necesitado.


Pero si llora cuando no hay remedio.

Espero con todas mis fuerzas


que desde lo más profundo


vivas ahora por alguién que te espera y te quiere.






Comentarios

  1. ¡Qué triste, Esther!

    Ver como se cierne la desgracia a nuestro alrededor, impotentes, sin poder llegar a tiempo para insuflar algo de nuestro aliento a quién ahora está "asfixiado" por el cordón y la presión de un mundo que no demuestra ni un mínimo de piedad con las almas rotas y desoladas...

    A pesar de toda la desgracia que parece existir, es importante no dejar de llevar nuestro aliento y nuestra esperanza a todas las personas que podamos...

    Un abrazo muy fuerte, mi chuarquina del alma.

    ResponderEliminar
  2. No ha mucho tiempo estas historias se contaban de ancianos a los que ¿la vida? o acaso los familiares habían tratado mal. Me da pena que en tu historia se contempla a dos personas de mediana edad. Es triste, pero según marcha hoy la vida en nuestro país (y en otros) este poema tuyo es casi como una premonición. Espero equivocarme. Un abrazo Esther.

    ResponderEliminar
  3. Buff, Carrachina, qué historia!
    Lo cierto es que es muy triste.
    Y cuando la gente ya no puede más, igual con un poco de apoyo, una mirada o una sonrisa, se le pueda hacer la cosa más llevadera.
    Por eso deberíamos hacerlo siempre, no? Que no sabemos a ciencia cierta quién necesita algo en un momento determinado.


    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  4. A veces se ve todo negro, he estado en esos laberintos, más allá de lo que nos pase nunca Dios nos abandona, esa fe es la fuerza para seguir adelante, esa fe es la que tenemos que transmitir.
    Pido contigo tu mismo deseo: que este hombre haya encontrado la paz del otro lado.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  5. aclarar que es un hecho real que sucedió ayer, antes de ayer estaba yo en el parque con mis hijos y esta pareja, a la que vi sumida en la tristeza, ya sabeis en un pueblo todo se sabe, aunque no se diga en la cara.
    gracias a Dios me he enterado que está ingresado porque rompió las piernas, pero seguro que se salvará.
    un abrazo, es muy triste pero es la realidad..

    ResponderEliminar
  6. Triste escrito Esther. Y me he quedado más fría con tú comentario. Ojalá la situación les mejore, que no pierdan la esperanza y las ganas de luchar.
    Gracias por dejar bonitos comentarios en mi blog amiga.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. NO SE CUANDO TE COMENTE...NI PORQUE PERO EL PARACETMOL PROVOCA HEPATITIS,TOMANDOLO ACIDUAMENTE...ESO
    BESOS
    GRACIAS
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  8. No es solución tomar el camino más corto, sin pensar en el dolor de los seres queridos, en las consecuencias para los que se quedan.

    Solo espero que sepa recapacitar, y aún cuando la vida es elección, no existe el derecho de suspender el plan.

    Un abrazo Grren fairy, y mi grattud por sopesar lo que de verdad importa.

    Mil besos azules.

    ResponderEliminar
  9. Creo que he restablecido contacto de nuevo, a ver si tengo suerte esta vez y no lo pierdo.
    Quería hacer un homenaje a tanta gente capaz de tirar palante en la vida, con tanta discrección y dignidad que ni siquiera nos damos cuenta. Lo fácil es que te saque alguien del laberinto cuando eres tú quien se mete en él. Lo grande es cuando eres capaz de luchar y ademas poner una sonrisa para los demás.Hay mucha gente anónima luchando,no nos damos cuenta, pero pasan cada día a nuestro lado, hagámosles un homenaje desde aquí, os parece?

    ResponderEliminar
  10. Cuando se es sensible, el dolor ajeno duele como el propio. Es riesgoso, pero es mucho mejor que usar coraza.


    un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. simplemente creo que todo es cuestión de percepción o ves el vaso medio lleno o medio vacio, hay gente que de las situaciones más tristes son capaces de superar con creces todas las dificultades y además salen fortalecidos pero a veces hay personas que sufren porque perdieron el norte y no se ven capaces de nada.
    Desde luego que hay mucha gente anónima luchadora, maravillosa y digna de homenaje, pero mi poesia está con el que sufre siendo débil, y también con el fuerte que lucha por ser mejor.
    Es cuestión como dice negogeminis de sensibilidad, no profundizo en el porque, pero siento dolor por los demás y me pongo en su lugar, aunque duela y sea riesgoso.
    Espero con esto no herir a nadie pues simplemente es mi percepción de las cosas, y si todos nos pusieramos en la piel de nuestro vecino a veces las cosas se verian de otro modo.
    PORQUE QUIEN ESTÁ LIBRE DE PECADO, QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA.

    ResponderEliminar
  12. Mi querida Esther, lidio cotidianamente con este tipo de situaciones, es mi trabajo, y me he quedado sorprendida por tu entrada. La desesperación de la persona en crisis le impide ver absolutamente todo... Es cierto que hay quienes tienen al alcance de su mano evitar tanta desazón, pero también es cierto que todo depende de la capacidad de reacción de la persona. Sé lo que es escuchar el llanto del desesperado y sé lo que duele, por eso te entiendo y te agradezco que puedas dar a conocer esta historia.

    Muchos besos mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  13. Sabia sin conocerte en persona Liliana que tu sensibilidad era producto de ponerte en la piel del otro, se percibe a través de tus palabras de tu poesia que no me hartaré de decirte que es hermosa y tiene magia.
    Que eres una persona comprometida con el dolor y con la alegria.
    desde aqui mi humilde cúpula te mando un beso enorme y te doy gracias por ayudar a tanta gente que se encuentra en un pozo sin salida.
    Besos mi malaquita preciosa.

    ResponderEliminar
  14. hola amiga gracias por tu comentario mil gracias!
    un abrazo enorme
    lidia-la escriba
    www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Hay dolores que jamás pasan...pues hasta parecen nacen con uno y si no se sanan a tiempo nos siguen inexorable vida tras la vida y más...

    Lo terrible es pasar de lado y ni siquiera darse cuenta del dolor...al menos allí estuviste y empáticamente lo asimilas y lo descargas luego en tus palabras y para que todos los tuyos y aqui al menos se haga una oración , un sólo sentir , un clamor por el desgraciado que es él hoy y mañana ya son otros...pero al menos existe la posibilidad cierta de pedir por ellos y que la paz prometida sea al fin la paz del corazón...

    De tu amor al amor universo...benditos son los que aman y no se cansan de amar!

    Gracias por reafirmar mi fe y esperanza!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

las golondrinas