APRENDER



Aprender




De ángeles caídos

de nubes de algodón

de dioses de carne y hueso,
nacieron los hombres.

De la necesidad nació

la inquietud por saber.


Aprender a vivir

saber lo que quieres

querer ser un ser.



un ser hecho de amor

no puede destruir.



construir sueños y hacer realidades

sentir curiosidad por lo irracional

es ser racional.


Vivir sin pensar

pensar y sentir

sentir y soñar.

Disfrutar de lo aprendido

y poder transmitirlo es un don divino

Comentarios

  1. De cada cosa aprendemos y crecemos, la vida es una experiencia para que se manifieste cada alma. Y entre todas la expresión de Dios.
    Vivir sin pensar

    pensar y sentir

    sentir y soñar.
    Que así Sea!!

    PD: Me gustan como te quedaron las niñas!!
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Green Fairy... absolutamente todos los días se aprende algo, no me cabe duda.

    Es la Escuela de la Vida... a la que no quiero volver, o eso intento.

    Mi abrazo meditativo y profundo.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, Carrachina. Todos los días aprendemos. Absolutamente, todos.
    Ya es cuestión nuestra lo de asumir esos aprendizajes y utilizarlos, o dejar que nos pasen por delante sin más.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  4. Te lo puedo asegurar yo, que a mí edad todavía me considero aprendiz en muchas cosas. La vida no nos abandona nunca. Siempre se acerca a nosotros con una nueva enseñanza. Aprendamos. Un abrazo Esther.

    ResponderEliminar
  5. todos podemos ser un poco angélicos...hay que aprender, de eso se trata la vida.Pero ser sensible no significa ser vulnerables, más bien creo que se debe buscar la fortaleza que da esa condición.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. si mi querida neo siempre das en el clavo, yo antes pensaba que ser sensible implicaba debilidad, pero ahora me doy cuenta que es esa misma sensibilidad la que te hace fuerte y con ganas de dar más.

    ResponderEliminar
  7. parece mentira pero desde que tengo el blog y comparto mis letras me siento mucho mas lúcida, y comprendo cada vez más la esencia humana, lo que llevamos dentro y tiene que salir, por que en realidad todos buscamos lo mismo: Amor sin condición.

    ResponderEliminar
  8. Que bonito querida Carrachina!
    Por cierto, me encanta el nuevo look que le has dado al blog, me parece muy apropiado para estas fechas pues lo veo navideño y no se por qué, jeje, será por las estrellitas.

    Un besito y buen finde wapa.

    ResponderEliminar
  9. Mi dulce Poeta, que bonita entrada. Con una reflexión preciosa, y es así, cada día que pasa aprendemos algo nuevo.
    He llegado tarde a visitarte, pero aquí estoy y quiero darte las gracias por ese maravilloso texto que me escribiste de regalo de cumpleaños. Estoy muy emocionada de que una bella escritora como tú me dedique unas letras. Es la primera vez que alguien lo hace. Desde hoy aparecerá en mi blog en la columna de la derecha. Besitos y abrazos fuertes.

    ResponderEliminar
  10. Querida Carrichina..que bonito lo defines...aprender hay que aprender siendo consciente de todo lo que nos rodea..eso nos hace mas grandes...mas fuertes...mas en paz...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pensar y sentir... sentir y soñar... disfrutar de lo que vamos aprendiendo y construyendo en el camino... aprender a transmitirlo es don divino...

    Qué reflexión más lúcida y acertada, Esther, y siempre puesta al servicio de tus bellísimos y especiales versos, únicos...

    Gracias por estar siempre ahí, amiga y por tus muestras de cariño ;=)

    ResponderEliminar
  12. Hola, querida Esther.
    No he tenido demasiado tiempo durante estos días pasados. No es que te olvide.
    Tu poema, una vez más es dulce, y reflexivo. Acompañado de esa melodía que suena como si procediera de otra Dimensión.
    Un beso, amiguina.

    ResponderEliminar
  13. A vivir y a disfrutarlo en pleno. Muy positivas tus letras. Te felicito.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

las golondrinas