el águila


Planea por el cielo de cristal


Y su sombra se dibuja

en la roca firme y socavada.

Habla la peña escalonada

Y mi voz se confunde con el eco

Que me devuelve un suspiro

prolongado y eterno, a contraluz.

La imagen de mi hijo aparece por

sorpresa en el agua del río.

Y en este momento todo parece

pararse.

El agua habla

La roca me mira

Y el águila planea vigilante

desde arriba.

¡Que fácil parece volar!

Todo es sencillo si te dejas llevar

y aceptes que el sol te caliente

y la lluvia te moje.

Si ves la mirada de tus hijos

en el reflejo del mar y la tierra.

Pues los dos hermanos

se unen un un salto al agua.

Y todo se convierte

en lo mismo.

Roca, sol, agua y mar.

una poesía inspirada en la playa de Cueva junto a mi familia.
donde milagrosamente este año apareció una vaca que arrastró la riada y pudo permanecer viva en una cueva, durante 10 dias.
desde entonces se le conoce como la vaca sagrada.
Cosas de la vida y la supervivencia.

Entradas populares de este blog

las golondrinas