Un adiós



En un abrir y cerrar de ojos
la luz se disipó tras la sombra
los perros aullaron presagiando
un adiós
y se fue lento en su caminar
hacia un mundo mejor
las cortinas se cerraron
para siempre de tanto dolor
y ya no hubo veranos, ni fiestas
tampoco encuentros, solo despedidas
porque dentro de ti,  todo
enmudeció.
Ya no hubo palabras para llenar
tu vacio.
Solo un leve suspiro que dibujó
un corazón.
No hubo canciones, ni melodías
que aliviaran tu sensación
de estar y no estar.
Solo el paso del tiempo
puede ayudarte a cerrar
heridas, a difuminar recuerdos
a sentir en la lejania un amor
profundo .
Con espacios, con notas lentas
con pinceladas de clarooscuro.
Interpretando tu papel
en el teatro de la vida
que se antoja tragi-cómico.
en el que no se puede analizar
ni profundizar .
Pues parece que todo se comprenderá
cuando bajo el manto de la verdad
se nos dé la respuesta a tantas despedidas
en el momento de nuestro adiós.

Entradas populares de este blog

las golondrinas