Una niña

Niña mirando el horizonte
subiendo caleya arriba
para rodar por el prado
de sus anhelos atesorados

Niña de larga melena
Niña curtida por aires del Norte
se escondía tras las zarzas y
el canto de la lechuza.
Jugando con sus hermanas
al escondite travieso.

Niña con mirada de arcoiris
agazapada entre la hierba
cantaba a los grillos amigos.

Reía sin parar
al son de la fuente madre
sonreía a las golondrinas
y tejía madreselvas con lirios.
Como caricias
 entregadas al Nordeste.
.
Crea un lazo indestructible
con sus compañeros poetas
que comparten sus íntimas vivencias.
Se siente vestida de amistad sincera
porque su entrega no tiene límites.
Gracías a almas gemelas insertas
en el universo de su ser.

Esther Rubio Díaz

Dedicada a mis amigos Poetas.

Comentarios

  1. Buenas tardes Esther.
    Debemos intentar alimentar esa hermosa niña que llevamos dentro, conservar esa alegre inocencia para poder mirar la vida con los ojos transparentes del amor universal, solo así, habrá magia para crear milagros.
    Muy hermoso tu poema.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  2. El reverdecer de las ganas y las plantas, la cercanía de tu primavera se ve, se intuye en cada verso.
    La poesía suele tener esa virtud.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bella mi niña!!!
    Felices Pascuas de Resurrección en especial para el niño/a que llevamos dentro.
    Un abrazo desde mi♥

    ResponderEliminar
  4. Volviendo green fairy¡¡

    Nace un libro, nace un blog...


    http://comoempezarhayuncamino.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

las golondrinas